España es uno de los primeros países en lo que a abandono de mascotas se refiere. Cada año, 140.000 perros son abandonados, de los cuales el 70% son cachorros. No solo se abandonan perros, sino también gatos y otros muchos animales. En muchas ocasiones, los animales abandonados son especies no aptas para el trato doméstico, como zorros o hurones, que al hacerse mayores se vuelven violentos o se alteran en el interior. Una vez comienzan a resultar molestos para las familias, estas los abandonan. No obstante, tras haber crecido en un hogar, rodeados de seres humanos, no siempre pueden reinsertarse en su hábitat correspondiente. De este modo, acaban sus días en centros de recuperación que, si bien hacen lo posible por devolverlos a la vida en la naturaleza, no siempre lo consiguen.

 

Para tratar de disminuir estos datos, a continuación se enumeran beneficios y recomendaciones a la hora de decidirse a dar el paso de adoptar.

Beneficios de tener una mascota

  1. Ayudan a disminuir la depresión y la sensación de soledad. El llegar a casa y saber que alguien te espera, te quiere, te protege, va a estar siempre ahí. Tener alguien con quien hablar (aunque no nos conteste) nos sirve para desahogarnos: para muchas personas, hablar con una mascota puede resultar incluso más fácil que hablar con otra gente.
  2. Disminuyen el estrés. Acariciar, hablar o jugar con tu mascota ayuda a desconectar, pasar un rato sin preocupaciones, disfrutar de esos pequeños momentos.
  3. Mejoran la vida social. ¿Cuánta de la gente con la que te cruzas por la calle se para a acariciar a tu perro? ¿Cuánta te pregunta sobre él? ¿Con cuántos otros dueños hablas en el parque? Probablemente mucha gente más de la que te encontrarías de ir solo.
  4. Son buenos útiles en terapia y como ayudantes para personas con problemas. Además de los conocidos perros guía para invidentes, se ha demostrado su capacidad para detectar ataques epilépticos, descensos de glucosa en personas diabéticas, etc.
  5. Elevan la felicidad y la autoestima. El contacto con animales estimula la producción de ciertas sustancias del cerebro relacionadas con la felicidad, tales como la oxitocina, la serotonina y la dopamina.
  6. Aumentan nuestro sentido de la responsabilidad. Muchas personas llevan una vida caótica. El hecho de tener otro ser del que preocuparte, cumplir sus horarios de comida o de paseos, puede ayudar tanto a establecer rutinas y ciertas reglas, como a aprender a pensar en lo que nos rodea.
  7. Reducen las enfermedades y potencian la actividad física. Fortalecen el sistema inmunitario. Convivir con animales nos ayuda a fortalecer el sistema inmunológico: evitar alergias y otros problemas asociados. Además, la actividad que hacemos al pasearlos o jugar con ellos disminuye el riesgo de enfermedades de corazón y aumenta, en definitiva, nuestra salud física.

 

Cómo elegir la mascota perfecta para ti

Pese a los beneficios de tener una mascota, no todas son adecuadas para nosotros. A la hora de plantearte adoptar un animal, debes tener en cuenta tus propias condiciones, así como las características y necesidades del animal. Si tienes un apartamento pequeño y poco tiempo, quizá no sea lo mejor adoptar un perro que necesita salir al aire libre continuamente. De esta manera, antes de dar el paso, es importante preguntarse: ¿cómo va a cambiar mi modo de vida? ¿Voy a poder ocuparme de ella? ¿Qué cuidados o medidas necesitaría?

 

Datos de protectoras

Si bien cabría esperar que la mayoría de los animales abandonados estuvieran enfermos, lo que explicaría en cierta manera que sus dueños no puedan hacerse cargo de los cuidados, esta no es la razón principal de abandono.  Encontramos, por el contrario, que los motivos principales son camadas no deseadas (abandono de los cachorros o incluso de la madre), fin de las temporadas de caza, factores económicos, problemas de comportamiento del animal (cuando crecen y dejan de ser «manejables» por sus dueños) o pérdida de interés por tener un animal. Fuente: Fundación Affinity.

De los animales que acaban en protectoras, una parte resulta adoptada; otra, por el contrario, es sacrificada o muere en perreras e incluso en la calle. Para disminuir los datos de animales sin hogar, se recomienda:

(1) Estar seguro de que puedes tener una mascota y mantenerla adecuadamente,

(2) Estudiar qué tipo de animal puedes mantener, y cuáles son sus condiciones o necesidades,

(3) Una vez tomada la decisión, tras comprobar que no solo es un capricho, adoptar en lugar de comprar,

(4) Hacer lo posible por evitar camadas no deseadas,

(6) Intenta evitar que tu animal acabe perdido en la calle (cuidados adecuados y chip localizador).

 

Y tú ¿ya te has decidido a adoptar?