El bullying se ha convertido en una tendencia en aumento. Según el informe de UNICEF “ Ocultos a plena luz”, uno de cada tres niños en el mundo es víctima de acoso escolar o bullying, siendo esta proporción mayor en algunas regiones.

 

Es común escuchar el término en programas, películas, charlas e incluso en muchas campañas que persiguen concienciar sobre el tema. Pero ¿qué es el bullying y por qué es tan perjudicial?

Se conoce como bullying al maltrato físico y/o psicológico deliberado y repetitivo que recibe un estudiante por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente, con el objetivo de someterlo y asustarlo.

Este maltrato puede ser de diferente naturaleza y suele estar provocado por un alumno, apoyado por un grupo, contra una víctima que se encuentra indefensa. Podemos clasificar los tipos de bullying en:

  • Físico: Empujones, patadas, agresiones con objetos, etc.
  • Verbal: Insultos y apodos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc.
  • Psicológico: Se vale de amenazas que destruyen la autoestima del individuo y fomentan el miedo.
  • Social: Acciones que persiguen aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

El bullying tiene efectos negativos en la salud física, el bienestar emocional y el rendimiento académico de los niños. Entre sus principales consecuencias están:

  • Baja autoestima.
  • Trastornos emocionales.
  • Depresión, ansiedad y pensamientos suicidas.
  • Pérdida de interés por los estudios, lo que puede desencadenar en un menor rendimiento y fracaso escolar.
  • Sentimientos de culpabilidad.
  • Alteraciones de la conducta: intromisión, introversión, timidez. aislamiento social y soledad.
  • Problemas en las relaciones sociales y familiares.
  • Baja responsabilidad, actividad y eficacia.
  • Síndrome de estrés postraumático.
  • Rechazo a la escuela.
  • Manifestaciones neuróticas y de ira.

En casos extremos, el acoso escolar ha conducido a algunas víctimas al suicidio y en otros ha provocado secuelas que acompañan a la víctima durante toda su vida.

Unamos fuerzas contra el bullying

El bullying afecta a gran parte de los jóvenes en edad escolar. Por lo tanto, es importante unirnos a las campañas que persiguen frenar esta violencia. Profesor, alumnos, familiares y cualquier miembro de la comunidad educativa deben colaborar para No permitir ningún tipo de acoso o violencia.

Observar casos de acoso y no denunciar la situación nos hace cómplices. Es importante recordar que las víctimas necesitan toda nuestra ayuda y apoyo para denunciar al agresor.

Es momento de hacer algo para combatir esta terrible tendencia, comenzando por concientizar a los niños para que rechacen esta tendencia. Así lo muestra el siguiente vídeo, producido por Fundación Mutua y The Walt Disney Company, fruto de su campaña #ActivaTuPoder, que persigue frenar el acoso escolar.