Todos los años desde 1958, la última semana de septiembre se celebra la Semana Internacional de la Persona Sorda. En esta semana, se trata de promover la inclusión dentro de la sociedad de personas con problemas auditivos, además de concienciar a la población sobre la realidad que viven estas personas.

 

Otro objetivo de la Semana Internacional de la Persona Sorda es motivar a los ciudadanos a aprender y utilizar la lengua de señas de su país. Al igual que ocurre con la lengua hablada, cada región tiene sus propios códigos y señas.

Principales causas

Entre las principales causas de sordera o pérdida auditiva están las causas genéticas, alteraciones en el parto, enfermedades infecciosas o infecciones de oído no tratadas. También el uso de ciertos fármacos, la exposición a ruidos muy altos o el propio proceso de envejecimiento. 

Desde la OMS se cree que un 60% de los casos de sordera podrían ser prevenibles. Esto destaca la importancia de informar y formar a la sociedad, a las instituciones sanitarias, centros escolares, etc. para estar preparados y hacer posible la detección temprana de pérdidas de audición. «Prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición no son caras y pueden resultar muy beneficiosas».

Comunidad y cultura sorda

La comunidad sorda está formada por personas sordas y oyentes que comparten un legado cultural, que participan en unos valores culturales y lingüísticos construidos en torno a la lengua de signos y a una concepción visual del mundo. Esta comunidad tiene sus propias entidades organizadas y cultura.

La cultura sorda, abarca el sistema de creencias, valores, prácticas compartidas y producciones culturales que tratan sobre las experiencias de las personas sordas. Aquí se incluyen narraciones, cuentacuentos, juegos de palabras, poesía en lengua de signos, arte dramático, pintura, cine, etc.

 

Se hacen divisiones en función tanto del tipo de sordera (momento de aparición, lugar de la lesión, grado de pérdida auditiva, como las formas de comunicación utilizadas, las características individuales, e incluso el contexto (familiar, educativo y social). Todas las personas sordas, independientemente de las características de su sordera o su situación individual, comparten la necesidad de acceder a la comunicación e información del entorno sin barreras de ningún tipo.

Ayudas técnicas y tecnológicas

  • Vídeo-interpretación en lenguas de signos. Permite la comunicación a distancia por medio de videoconferencias entre personas sordas y oyentes. mediante la figura del video intérprete. Ambos interlocutores pueden elegir la forma de emisión y recepción.

 

  • Prótesis auditivas. Van desde audífonos que no requieren intervención quirúrgica hasta implantes cocleares, dependiendo de cual sean las necesidades de la persona. El implante coclear es un dispositivo que transforma sonidos y ruidos del ambiente en energía eléctrica capaz de actuar sobre el nervio auditivo y enviar señales al cerebro.

«La lengua de signos nos incluye»

La presente edición de la Semana Internacional de las Personas Sordas se celebra bajo el lema «La lengua de Signos nos incluye». Esto trata de resaltar la importancia de la lengua de signos para la realización de los recursos humanos para las personas sordas. El acceso temprano a la lengua de signos y los servicios en la misma (como la educación en lengua de signos) son fundamentales para el desarrollo de las personas sordas.

Entre los retos a los que se enfrenta la comunidad sorda, están la prevención y ampliación de la información que se dan sobre las causas y el tratamiento de la pérdida auditiva.

Además, hay ciertas necesidades que hay que cubrir. En este grupo se incluyen, en primer lugar, las necesidades de comunicación y aprendizaje (lo que facilita, entre otros, las relaciones personales, acceso a la educación y a trabajo). En segundo lugar, necesidades económicas, para el uso de las ayudas técnicas y tecnológicas mencionadas. Y, por último, los apoyos en la educación y el apoyo en el uso de diferentes servicios.

 

Desde tu posición, una manera de ayudar es tratar de estar informado para favorecer la integración y facilitar la vida de las personas afectadas. Además, puedes contribuir sumándote a las actividades que realizan las organizaciones que tratan de promover la inclusión de personas sordas y sordomudas.