“Con el humor, libertad absoluta”. Raúl Gay

Raúl Gay  es un periodista que ha llegado a ser diputado del gobierno regional de Aragón sucediendo a Pablo Echenique en el puesto. En varias ocasiones los dos han mostrado que en el humor no hay límites.

Como todos sabemos, Pablo Echenique tiene una discapacidad por lo que va en silla de ruedas. Y es anecdótico (como mínimo) que Raúl Gay, como sucesor,  también tiene una discapacidad que lo hace una persona dependiente.

Para mucha gente este tema es tabú y hacer humor sobre ello se considera una falta de respeto, de empatía y/o humanidad. Pero a veces, entrevistas como la llevada a cabo en el programa de radio “ La vida moderna” a Raúl Gay nos enseña que el humor es necesario para poder ser felices y que reirse de uno mismo, aunque sea de una discapacidad, ayuda a sobrellevar los malos momentos.

 

“Dicen que tengo las manos muy juntas, pero es la revés. No puedo ni aplaudir”

Hay veces que el humor no se entiende, esta mal expresado y/o mal construido, pero eso no significa que no se puedan hacer bromas sobre diferentes temas, incluso los más sensibles.  Sólo hay que entender quién es el emisor o la persona que hace la broma ( por ejemplo un humorista), el contexto en que esta se hace ( un show) y el contenido ( el tipo de broma que se hace).

En este sentido, en la entrevista Raul hace referencia al libro que recientemente ha publicado ( Retrón), en el que muestra lo difícil que es vivir con una discapacidad, tanto para él como para su familia,  pero sin renunciar al humor, haciendo bromas sobre su propia situación.

En uno de los pasajes Raul cuenta con ironía uno de los criterios para valorar si invitaba o no a alguien a la boda:

«Son decenas las personas que me han acompañado al servicio: familia, cuidadores, compañeros de clase, vecinos… Un criterio para decidir si invitaba o no a un amigo lejano [a la boda] fue precisamente ese: si me había acompañado al baño, entraba en la lista».

Para algunas personas, el humor tiene límites, pero está visto que para Raúl Gay (y otros como Pablo Echenique) no los hay.

 

Original