¿Qué pasará cuándo no podamos continuar trabajando? ¿qué ocurrirá con las pensiones? ¿podremos cubrir nuestras necesidades básicas o moriremos en el intento?

Las familias están disminuyendo su poder adquisitivo, por lo que, cada vez tenemos menos ingresos para poder cubrir nuestras necesidades básicas. ¿Es esto lo que queremos?

“Si las nuevas pensiones están en España por encima de la renta media es porque han caído los ingresos de las familias” (ElPaís, 2018)

Podemos ver, a través de los medios de comunicación, como los pensionistas están llevando a cabo diferentes manifestaciones en defensa de unas pensiones dignas. Pero ¿podrán llegar a cobrar los menores de 40 años alguna pensión?

“Los menores de 45 ya no ven asegurada su pensión” (ElMundo, 2018)

Y es que el debate existente sobre las pensiones está muy latente en la actualidad tanto por los más jóvenes como por los actuales pensionistas.

Existe mucha incerteza acerca del sistema de pensiones, sin embargo, la mayoría de los jóvenes no creen que llegarán a cobrar una jubilación después de haber trabajado toda su vida.

“Las enormes dificultades que los jóvenes españoles encuentran para iniciar una vida independiente, cobrar un salario digno y poder tener hijos, proyectan en ellos un futuro muy desalentador” (ElMundo, 2018)

Muchos jóvenes han de convivir con sus padres debido a que los sueldos obtenidos no contribuyen a poder ser totalmente independientes económicamente si se tiene en cuenta el gasto que supone pagar un alquiler o llevar a cabo una compra de una vivienda.

A través del Salario Mínimo Interprofesional se deberían de poder cubrir las necesidades básicas y si a partir de este no podemos cubrirlas… ¿podría ser que el motivo es que el baremo marcado no es el adecuado? ¿se debería de incrementar el SMI? ¿o creen que la relación entre el SMI y el índice de precios de consumo garantiza que podamos cubrir nuestras necesidades?

El SMI está vinculado con las pensiones debido a que el salario que se le otorga al empleado por su labor, disminuye o aumenta la base de cotización.

“Recaudará 1.500 millones por cotizaciones derivadas de la subida del salario mínimo, de los que más de 1.000 millones los pagarán las empresas” (Elindependiente, 2018)

Hemos de llevar a cabo una política económica basada en la inclusión, no en la exclusión social e incremento de la vulnerabilidad ya que, tal y como expresa el presidente de la OCDE: “Si descuidamos lo social, las primeras en alertarnos van a ser las propias agencias de rating que ya han tomado conciencia de que si el crecimiento descuida lo social el riesgo político puede ser muy dañino también para la economía” (LaVanguardia, 2018)

Hemos de apostar por un futuro con luz al final del túnel, no hemos de ver nuestro futuro de forma sombría.

“En España hay 8,7 millones de pensionistas que cobran 9,5 millones de pensiones, cuyo importe medio es de 932,3 euros mensuales, de acuerdo con los últimos datos publicados por la Seguridad Social que corresponden a la nómina de febrero” (20minutos, 2018)

Para poder acceder a una pensión de jubilación hemos de haber cotizado un mínimo de 15 años y tener la edad legal establecida para hacerlo la cuál se está incrementando progresivamente.

El acuerdo alcanzado para los pensionistas ha sido el Pacto de Toledo con la finalidad de que los pensionistas puedan mantener su poder adquisitivo en relación al Índice de Precios de Consumo.

Pero ¿ese pacto es suficiente para garantizar unas pensiones dignas? ¿ese acuerdo de mínimos garantiza el poder adquisitivo de los pensionistas o es insuficiente?

Y, por otro lado, ¿este pacto está siendo cumplido? ¿y qué pasa con los trabajadores más jóvenes? ¿tienen garantizada su pensión?

 

Luchemos por nuestro futuro

Luchemos por una vida de calidad

Luchemos por unas pensiones dignas

¿Y tú? ¿No quieres un futuro digno?