Tal vez muchos piensen que viajar solo es salir, hacer unas fotos y terminar con un recuerdo más de vacaciones. Pero los que amamos viajar podemos saber el verdadero valor de esa palabra, los que hemos tenido la fortuna de conocer otros rincones del planeta, compartir culturas, conocer personas extraordinarias, vivir experiencias inolvidables, y sobre todo, sentir de tal manera, que el crecimiento personal consecuente, produce un deseo continuo volver a subir a un avión.

Y es que, lanzarse a la aventura puede suponer un quebradero de cabeza para los primerizos, que en ocasiones piensan más en los riesgos, el peligro, o las posibles complicaciones, pero eso es tan solo por el miedo a lo desconocido.

Al final, desde el momento en que nos atrevamos a saltar, no podremos parar, y este video te lo demostrará.

“Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”.

 

 

Original