La palabra «tolerancia» se refiere al respeto hacia las ideas, preferencias, formas de pensamiento o comportamientos de los demás, independientemente de que contradigan o sean diferentes de los nuestros. En este sentido, la tolerancia también exige que reconozcamos las diferencias inherentes a la naturaleza humana, a la diversidad de las culturas, las religiones o actitudes personales.

 

La intolerancia provoca odio, violencia, discriminación y sentimientos de superioridad. Estas actitudes no contribuyen ni a mejorar nuestras relaciones personales ni a la paz. Tampoco evidencia fortaleza, sino que es resultado de inseguridades personales e ignorancia. Así que, antes de formar una opinión sobre algo o alguien, es importante que fortalezcamos nuestra autoestima e investiguemos al respecto.

Ayudar a los niños a desarrollar una actitud de tolerancia y respecto a la diversidad es importante para eliminar el odio. La educación que reciben desde temprana edad debe contribuir a que no desarrollen un sentido exagerado de nacionalismo, orgullo personal y religioso, evitando que adopten pensamientos radicales.

Campaña para fomentar la tolerancia

En la actualidad, debido a la globalización y las migraciones, la tolerancia es muy necesaria para establecer buenas relaciones. Por lo cual, las Naciones Unidas se han comprometido a incentivarla, fomentando la comprensión mutua entre las culturas y los pueblos. Desde el año 1995 se designó el 16 de noviembre como el «Día internacional para la tolerancia»  y se realizó una Declaración de Principios sobre la Tolerancia.

Esta describe la tolerancia como un requerimiento político y legal para los individuos, los grupos y los Estados. Sitúa a la tolerancia en el marco del derecho internacional sobre derechos humanos. Además, solicita a los Estados que legislen para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los grupos e individuos de la sociedad.

 

De acuerdo a la Declaración de Principios sobre la Tolerancia adoptada por las Naciones Unidas, «La diversidad de religiones, culturas, lenguas y etnias no debe ser motivo de conflicto sino una riqueza valorada por todos«. Fomentar eso en la sociedad evitará las injusticias, la discriminación y la marginalización, acciones comunes en la actualidad.

Todos podemos contribuir a eliminar la intolerancia a pesar de haber sufrido injusticias por su culpa. Esto lo evidencia el siguiente video, realizado en 2014 con motivo del «Día internacional para la tolerancia» por ONU ARGENTINA.