Un chico se acerca a un hombre que vive en la calle y le pregunta si puede hacerle compañía, justo después pide que le preste su cubeta, a lo que el hombre acepta extrañado.

El chico empieza a tocar la cubeta, mientras poco a poco otros jóvenes se acercan a tocar y cantar junto a ellos. Cuando acaba la música, verás un gesto conmovedor por parte de este grupo de chicos.

Este video fue realizado por unos estudiantes alemanes que querían ayudar de una forma inspiradora.