Es alentador saber que, en este mundo individualista y competitivo donde todo parece estar  pensado para que todos estemos conectados continuamente y no paremos de generar dinero como si fuéramos tiburones de Wall Street,  existan personas que, no solo no se olvidan de que han nacido o viven en países donde se tienen todas las necesidades básicas cubiertas, sino que se acuerdan de otros menos afortunados y dedican su esfuerzo, ingenio, inteligencia y creatividad en inventar objetos que permitan a estos últimos, tener mayor calidad de vida.

 

Entre esos inventores solidarios se encuentran personas de muy diverso perfil, adolescentes, niños, aconsejo la película,«El niños que domó el viento , mujeres, hombres, empresarios,… que coinciden en poseer una gran conciencia social que les mueve a ayudar a lo demás.

 Inventos e inventores

Empezamos con una menor argentina de 16 años quién junto a su padre, inventó la ducha de sol a base de bidones y botellas recicladas cubiertas de polietileno negro, material que atrae y guarda el calor, para proveer de agua caliente a los barrios más pobres de Buenos Aires, seguimos con el ingeniero español de 25 años, Alejandro Ecarío, quien, tuvo la idea de crear una incubadora low cost para países en desarrollo, la cual, por el precio unitario de 300€ frente a los 6.000€ que cuesta una tradicional, puede evitar que muchos de los 7.000 niños que fallecen diariamente en sitios como Sierra Leona, tengan alguna opción de supervivencia, y terminamos con un ingeniero malawi creador de la nevera del desierto, dos ollas de barro que conservan los alimentos hasta dos semanas, al módico precio de 1€.

 

Beneficiándose de los 4 elementos

Páginas como Salt, que, tal y como ellos dicen en su presentación, » Salt (sal), no es sólo un producto es un movimiento social», ha creado unas lámparas a base de sal y agua que alumbran hasta 8  horas durante 6 meses a aquellas zonas de Filipinas a las que no llega la electricidad.

Como Salt, hay otras iniciativas para proveer de iluminación a países en vías de desarrollo que además reciben gran radiación solar a lo largo del día. En este caso, cabe mencionar el proyecto littlesun, el cual, a través de unas lámparas tipo LED que se cargan con energía solar, dan no sólo luz por la noche, sino,  que pueden cargar distintos dispositivos con conexión USB.

Otra opción, esta vez para generar electricidad, es el Power Cycle, que a base de piernas, (pedaleando), da energía a máquinas como lavadoras, cafeteras, molinos, afiladoras, etc., en países dentro América Latina, África o Asia.

¿Seguimos?

Para hacer potable el agua o proveer de tan básico elemento a zonas áridas, también hay inventos solidarios.  El Warkwater , es uno de ellos. Una estructura de bambú y plástico,(biodegradable), que almacena hasta 99 litros diarios absorbiendo el agua que está en el ambiente en forma de rocío, lluvia o niebla.

23 inventos que pueden mejorar la vida de millones de personas
                                      Foto: www.architectureandvision.com

O  el filtro H2prO que convierte el agua contaminada en potable a través de un dispositivo con un filtro de titanio, que cuesta tan solo, 10,00 €.

Inventos que nos cuidan

Volviendo a la salud, y teniendo en cuenta, como ya mencionamos en nuestro artículo «Día Universal de la salud. Un derecho fundamental», que los servicios de asistencia básicos no llegan a gran parte de la población por diversos motivos, entre ellos el orográfico, la  Fundación Enlace Hispanoamericano de Salud (EHAS) llevó la conexión wifi a zonas del Amazonas, situando torres de más de 902 de metros de altura por la selva, permitiendo a los los profesionales sanitarios hacer sus reconocimientos médicos con estetoscopios inalámbricos que, unidos a un software de videoconferencia, evitan su desplazamiento.

De nuevo en Madrid, el investigador del Grupo de Tecnología de Imágenes Biomédicas de la Universidad Politécnica y emprendedor del grupo social Ashoka, Miguel Luengo, encontró una solución para diagnosticar enfermedades como la malaria y la tuberculosis mediante una conexión inalámbrica a un microscopio donde estudiaba las muestras que los enfermos enviaban a dos aplicaciones móviles, Tuberspot y Malariaspot, respectivamente.

Aún hay más…

Cómo estos hay otros muchos inventos, el enfriador de leche para zonas rurales, el retrete para zonas sin infraestructura que, no sólo evita potenciales enfermedades sino que evita la discriminación social de las mujeres en lugares como África donde la menarquía (primera menstruación), es un símbolo de impureza y por lo tanto de rechazo y discriminación social. El matrimonio Gates, a través de su fundación, lo intentan al menos.

Aplicaciones médicas para diagnosticar enfermedades, mochilas con cargador solar para que los niños puedan hacer los deberes sin necesidad de electricidad o de las peligrosas velas o lámparas de queroseno, ropa inteligente multifunción para indigentes, que repelen el agua, guardan el calor en invierno, son transpirables en épocas más cálidas y según necesidad son saco de dormir, gabardina o chaquetón…

Todo lo anterior, que es asombroso, lo han hecho personas como tú. Personas que son conscientes de las distintas realidades que existen en el mundo y se han propuesto mejorar la calidad de vida de aquellos que lo necesitan.

Puede que no tengas una mente creativa o inventora, que no tengas tiempo para dedicarle a los demás, pero puedes ayudar a muchos que sí lo tienen en la financiación de sus inventos o de sus proyectos, como el que realizamos en DAKARI, al que te animo apoyes convirtiéndote en parte de nuestra familia.

Eduquemos a personas inquietas, a personas solidarias, a personas creativas y apoyemos sus ideas.

¡POR MUCHOS MÁS INVENTOS E INVENTORES SOLIDARIOS!