En cada sitio predomina un tipo de celebración durante estas fechas.  Ya que estas dependen en gran medida del país y la cultura, existen gran cantidad de festividades alternativas a la celebración de la Navidad. A continuación ofrecemos una lista de algunas escogidas:

Hanukkah:

También conocida como Fiesta de las luces, es una celebración judía. Es quizá la más conocida de la lista. Dura 8 días y conmemora la independencia de los judíos y la purificación del Templo de Jerusalén. La tradición comenzó porque un candelabro con aceite para solo un día, estuvo encendido durante ocho. Por este motivo, los judíos recuerdan el milagro encendiendo 8 velas durante 8 noches. Los niños reciben monedas de chocolate y se intercambian regalos.

Kwanzaa (Estados Unidos):

Es parte de la cultura afroamericana y se celebra entre el 26 de diciembre y el 1 de enero. Fue creada en 1967 con el propósito de enaltecer la cultura africana y su fin es unir a los afroestadounidenses con su herencia cultural e histórica. Incluye un brindis y el encendido de una vela de la kinara por día. La vela negra representa a la gente unida; las rojas, las dificultades atravesadas, y las verdes, el futuro. Cada vela invita a meditar un principio de la celebración, entre los siguientes: Unidad, autodeterminación, trabajo colectivo y responsabilidad, economía cooperativa, propósito, creatividad y fe.

 

Pancha Ganapati:

Es un festival hindú moderno celebrado entre el 21 y el 25 de diciembre en honor del Señor Ganesha. Es el Patrón de las Artes y Guardián de la Cultura. Por cinco días, las familias intercambian comida y regalos. Es símbolo de un nuevo comienzo, una oportunidad para reparar errores pasados.

Cada mañana de los 5 días se caracteriza por un color para ese día en particular. Por orden serían: amarillo-dorado, azul, rojo-rubí, verde esmeralda y para terminar, el naranja brillante. Este último otorga a quienes lo celebran 365 días de riqueza y abundancia.

Shab-e Yalda (Irán)

El 21 de diciembre se celebra «la noche del nacimiento». Festejan la llegada del invierno, en la noche más larga del año. Su origen procede del triunfo del dios Sol sobre la oscuridad. Es costumbre encender velas y esperar todos juntos el amanecer.

 

Dong Zhi (China)

Es la celebración del solsticio de invierno, día en el que antiguamente se celebraba el año nuevo. Los orígenes de esta fiesta se sitúan en la filosofía del yin y el yang, que representan el equilibrio y la armonía. Después de esta celebración, los días van incrementando sus horas de luz, lo que significa que también aumenta la energía positiva.

Festivus «anti-fiesta»

Aunque surgió como una parodia, se celebra cada 23 de diciembre como una alternativa a las festividades tradicionales. Esta «anti-fiesta» existe para aquellas personas que prefieren no ser parte de la Navidad. Se reúnen para quejarse de todo lo malo que les ocurrió durante el año.

Esta última «festividad» surgió en la serie Seinfield, y se ha extendido entre la gente. No obstante, no es la única celebración que nos ha enseñado la televisión. Otros ejemplos son Ludachristmas o Merlinpeen (30 Rock), Xmas o Robanukaah (Futurama), Chrismukkah (The O.C.). Fuente: http://cartasdesdeinvernalia.blogspot.com

 

En definitiva, existen una gran cantidad de opciones para celebrar estas fechas, no todas ellas religiosas.

Y tú, ¿qué vas a celebrar?