Cada 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía con el fin de concienciar a la población sobre el ahorro de energía. También trata de impulsar a la gente a cambiar sus hábitos diarios para cuidar el medio ambiente.

 

La mayor parte de nuestras actividades cotidianas requieren energía. Actualmente, la mayoría de los países poseen una gran cantidad de fuentes de energía. La mayor parte de la electricidad procede del petróleo, carbón y gas natural. Esto impacta de manera agresiva en el medio ambiente, al depender de recursos no renovables.

Es importante ahorrar energía porque es un recurso limitado. Cuando producimos energía contaminamos el medio ambiente, lo que causa problemas como cambios en el paisaje, radiaciones, ruidos, etc.

¿Qué beneficios tiene el ahorro de energía?

 

Entre los beneficios del ahorro de energía están que mejora la economía y el abastecimiento. Además, reduce la dependencia energética y los problemas de salud (reduce el daño ambiental y la contaminación). Y, finalmente, es más sostenible, ya que disminuye el consumo de recursos naturales, reduce el deterioro al medio ambiente asociado a la explotación de recursos y reduce el impacto de los gases de efecto invernadero.

Medidas para ahorrar energía

 

  1. Utilizar el transporte público, o moverse en bicicleta o a pie antes que en transporte privado (el automóvil gasta cuatro veces más energía que el autobús).
  2. Utilizar la luz natural cuando sea posible (la iluminación representa el 20% del consumo de energía en el hogar).
  3. Desenchufar dispositivos o cargadores que no necesitamos (apagar los interruptores y no dejar los aparatos en modo standby). Es importante evitar los consumos fantasma, desenchufando la televisión o el ordenador que continúan consumiendo energía aunque estén apagados.
  4. Utilizar bombillas de bajo consumo, pues, aunque son más caras, duran más y consumen menos energía.
  5. Apagar luces o televisores que no estemos utilizando.
  6. Controlar el uso de la calefacción y el aire acondicionado. Se recomienda tener la calefacción eléctrica entre 19 y 21 grados; por cada grado de más, la factura se incrementará un 7%.
  7. Descongelar los alimentos a temperatura ambiente, sin utilizar el microondas.

¿Qué pueden hacer los más pequeños?

Es importante transmitir a los niños la preocupación por el medio ambiente desde bien temprano. Deben acostumbrarse a desplazarse caminando y priorizar los medios de transporte público. Asimismo, deben aprender a cerrar el grifo cuando no sea necesario y a anteponer las duchas a los baños. Otras medidas serían que incluso los menores pueden llevar a cabo son apagar las luces cuando no sean necesarias o iniciarse en el reciclaje.

 

Formas de celebrar el día

Cada año, muchas organizaciones desarrollan actividades destinadas a promover el ahorro energético. Algunos ejemplos son talleres o seminarios, juegos infantiles, presentación de libros y folletos, realización de murales ecológicos, etc.

A nivel industrial, las empresas deben tratar de poner todos los medios a su alcance, incluidos los medios tecnológicos, como implementación de paneles solares, para tratar de reducir el consumo e incluso de generar energía para autoabastecerse.

No obstante, todos podemos celebrarlo a nivel individual de diversas formas. Tal vez un primer paso sea comenzar a cambiar nuestra forma de vida: ir al trabajo en bicicleta, tratar de apagar todas las luces, intentar realizar actividades de reciclaje, etc.