Si los voluntarios de todo el mundo vivieran en un mismo lugar, representarían el noveno país en cantidad poblacional. 140 millones de habitantes, sería la cifra según lo publicado en 2011 por las Naciones Unidas.

Kofi Annan, decía en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas: «Si queremos progresar en la aplicación de la Declaración del Milenio y avanzar resueltamente en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, será necesario contar con la colaboración de personas de todo el mundo, y el voluntariado sigue siendo un poderoso y eficaz instrumento de participación».

¿Qué es ser un Voluntario?

Según la RAE, voluntario es un adjetivo: «Que se hace por espontánea voluntad y no lo obligación o deber». Por lo tanto, un voluntario es quien hace un trabajo por voluntad y sin esperar remuneración alguna por ello.

El informe sobre el estado del voluntariado en el mundo. Valores universales para alcanzar el bienestar mundial; realizado en 2011 por Naciones Unidas, refleja algunas cifras interesantes.

Un estudio de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), muestra que «en 2009, cerca de 13,1 millones de voluntarios en activo de la Cruz Roja y la Media Luna Roja prestaron sus servicios».

Los voluntarios superan numéricamente al personal remunerado de la FICR. En promedio , 20 voluntarios por cada trabajador.

Más datos

En el África subsahariana la proporción asciende a 327 voluntarios por cada empleado. En Asia sudoriental a 432 voluntarios por empleado.

La proporción más baja se encuentra en los Estados Unidos y el Canadá, con 11 voluntarios por cada empleado.

Otro estudio, realizado en Canadá por Statistics Canadá en 2007, «contabilizó un total de 2.100 millones de horas de dedicación voluntarias».

Mientras en 2004, la Dirección de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, mostró que 62,8 millones de personas habían colaborado voluntariamente con una organización, al menos una vez durante los 12 meses anteriores.

En Australia, la Dirección de Estadísticas «descubrió que, en 2007, 5,2 millones de personas (34% de la población adulta) habían dedicado 713 millones de horas de trabajo en servicios voluntarios».

Esto es el equivalente a 14.600 millones de dólares australianos si se hubiera tratado de tiempo de trabajo remunerado.

Un país de Voluntarios

En el informe del PNUD, se muestran también algunos resultados de el Proyecto de Estudio Comparativo sobre el Sector No Lucrativo Johns Hopkins.

Este proyecto estima que, si se sumara el número total de voluntarios que contribuyeron a través de ONG en 36 países, «equivaldría al noveno país más grande del mundo en términos de población».

¿Qué puedes hacer?

El voluntariado desde la comunidad, la casa, o usando Internet, permite a las personas corrientes llevar a cabo tareas extraordinaria.

Vincularte a alguna organización, es la forma más habitual para hacer trabajo voluntario. Pero no la única.

En los últimos años la globalización y las nuevas tecnologías, así como las iniciativas de responsabilidad social empresarial del sector privado, han ampliado el panorama del voluntariado.

La comunicación móvil nos ha traído el micro voluntariado a través de la masificación de SMS que contribuyen al intercambio de información y creación de consciencia.

El trabajo en línea, permite un voluntariado más flexible, ya que no limita a un espacio geográfico ni un tiempo específico.

La redes sociales, han permitido el intercambio de información y la organización de grupos, para motivar diversas acciones.

¡Así que es mucho lo que puedes hacer, y mucho lo que hay por hacer!

Mira este vídeo y toma algunas ideas…