“La mejor vacuna contra el virus de la autocompasión, es transformar una tragedia en vida”         

  José Urbano Rodríguez

 

 

Las estadísticas aseguran que cada minuto, tres mujeres son violadas en todo el mundo. En España, cuatro mujeres al día son víctimas de violación, según los últimos datos oficiales de 2017. Pero las asociaciones que ofrecen apoyo a la mujer, declaran que la realidad supera a las estadísticas, debido al gran número de casos que no son denunciados.

Aun existiendo estos datos tan alarmantes, España no cuenta con un protocolo específico para las víctimas. Tampoco ofrece un teléfono de información a nivel nacional especializado. No dispone de centros de crisis con especialistas y atención 24 horas en cada comunidad. (Informe Amnistía Internacional 2018)

¿QUÉ SE CONSIDERA VIOLACIÓN?

El Código Penal define como delitos contra la libertad sexual:

  • Agresión sexualCualquier atentado contra la libertad sexual de otra persona, realizado con violencia o intimidación. Dentro de la agresión se encuentra la Violación: Tipo de agresión sexual que consiste en la introducción del pene por vía vaginal, anal o bucal o la introducción de cualquier clase de objeto o miembro corporal (ej: dedos) por vía vaginal o anal.
  • Abuso sexual: Cualquier atentado contra la libertad sexual realizado sin violencia, pero sin que haya consentimiento (mediante engaño, seducción, abuso de confianza, superioridad manifiesta del abusador que coarta la libertad de la víctima).

Actualmente, hay en curso una propuesta del Consejo de Ministros, que pretende castigar cualquier comportamiento sexual hacia una mujer sin su consentimiento como delito de agresión sexual (eliminando, así el término “abuso”).

¿QUÉ HACER Y DÓNDE ACUDIR EN CASO DE VIOLACIÓN ?

  1. Acudir a urgencias:

    En caso de no poder desplazarte al hospital, llama al 112. Una vez en el hospital, si decides interponer una denuncia, indícaselo al personal médico y ellos avisarán a los cuerpos de seguridad pertinentes para que acudan al centro. Es importante, que si la violación ocurrió recientemente, no te duches, ni te laves manos, ni dientes, ni te cambies de ropa. Ello facilitará la recogida de muestras.

  2. Denuncia:

    Este paso es especialmente importante. Si lo consideras necesario, puedes pedir que tu denuncia sea recogida por personal femenino. En el caso de que el personal encargado de atenderte (en el hospital o en la comisaría), te trate de manera acusatoria, intimidante o hagan preguntas del tipo ” qué ropa llevabas”, PUEDES Y DEBES quejarte a un superior o formalizar la queja. Si la denuncia se hace el mismo día que ha ocurrido la agresión, se duplicará la probabilidad de que la denuncia llegue a los tribunales.

  3. No debes enfrentarte sola al proceso:

    Busca apoyo en tu familia y amigos. En asociaciones/centros de la mujer, encontrarás ayuda y profesionales especializados que te guiarán por todo el proceso, aconsejándote y brindándote sus recursos. Si no te ves capaz de revivir el suceso abiertamente con tus familiares y amigos (una vez hayas acudido a urgencias o a la policía), NO LO HAGAS. Tómate tu tiempo.

SOBREVIVIR A UNA VIOLACIÓN

 

 

SECUELAS PSICOLÓGICAS Y CÓMO AFRONTARLAS

El impacto psíquico de un acontecimiento estresor que supere la capacidad de respuesta de la víctima, determina un daño que se hace muy evidente en el caso de las agresiones sexuales.

Sintomatología “normal”

El alcance del impacto psicológico dependerá en gran medida, de la culpabilización de la víctima (atribuida por la propia víctima o por su entorno). La víctima puede sufrir bloqueo emocional, no confiar en tus propios recursos, ni barajar la oportunidad de recibir ayuda. Dentro de los síntomas comunes, hallamos: Llanto incontrolable, temblores, espasmos, pérdida del control muscular, miedo, inseguridad, sentimientos continuos de humillación, vergüenza, culpa, rabia, crisis emocionales, somatizaciones, insomnio, pesadillas, episodios de ansiedad, confusión, desorientación, riesgo de suicidio, percepción de profunda indefensión, aislamiento, relaciones afectadas (algunas mujeres tardan mucho tiempo en poder compartir momentos de intimidad con la pareja), estado de agotamiento, estado de alerta continuo.

– Sintomatología psicopatológica (González, Pardo, 2007)

Aparición de cuadros psicopatológicos que suelen ser estables y que ocasionan deterioro y malestar significativos:

  • Trastornos depresivos: Pérdida de la autoestima, desesperanza, pérdida de la capacidad de sentir placer  y pérdida del interés en casi todas las actividades (anhedonia) y riesgo de suicidio.
  • Trastornos ansiosos: Expectativas aprensivas sobre la agresión, dificultad para controlar el estado constante de preocupación, estado constante de fatigabilidad e irritabilidad, dificultad de concentración y alteraciones del sueño.
  • Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT): Víctimas de sucesos aversivos e inusuales de forma brusca (guerra, agresión sexual, accidentes o catástrofes), cuyos síntomas característicos son: Repetir la violación mentalmente, en forma de flashbacks vívidos, evitar sistemáticamente los sentimientos, pensamientos o lugares que la evocan y aumento de la excitación emocional (entre otros). La victimización, puede desencadenar en repercusiones psicológicas muy negativas en la estabilidad emocional, especialmente en  víctimas de violación (Echeburúa y Corral, 1995).  La victimización primaria consiste en el impacto psicológico y físico inicial de la agresión, y la victimización secundaria refleja las agresiones psíquicas que la víctima recibe de los profesionales sanitarios, policiales o de la judicatura.

 

– Caminos para afrontarlo

    • No intentes retener  todo el tiempo tus emociones, sácalas fuera cuando sientas que no puedes más.
    • Haz algún tipo de ejercicio y busca actividades que te mantengan ocupada con tu familia y amigos.
    • Escribe un diario: Las investigaciones han demostrado que escribir sobre eventos traumáticos puede ayudar a reducir la intensidad de los recuerdos, fomentando un mayor bienestar psicológico.
    • Fomenta tu resiliencia.
    • Busca atención psicológica, por medio de tu centro de salud, asociaciones o centros de la mujer; si no puedes pagarte uno.
    • Ten paciencia, requiere tiempo volver a tener la relación que tenías contigo misma antes. Es un proceso continuo, en el que poco a poco, irás viendo progresos en tu estabilidad emocional. Con el tiempo, irás recuperando el sentimiento de control sobre tu vida.

INFLUENCIA QUE EJERCE LA SOCIEDAD EN TU RECUPERACIÓN

 

 

¿POR QUÉ  HAY TANTOS CASOS QUE NO ACABAN EN DENUNCIA?

  • Falta de información sobre cómo actuar, desconfianza en las autoridades y en su efectividad, temor a los prejuicios.
  • Miedo a las represalias del agresor: La mayoría de las violaciones son perpetradas por un individuo conocido de la víctima (pareja, familia, amigos) y no por desconocidos, como comúnmente se cree. (Montero, Caba,2004).
  • Las políticas del Estado español dejan especialmente desprotegidas a las mujeres migrantes, trabajadoras del servicio doméstico, mujeres discapacitadas o mujeres que puedan ser objeto de trata (Informe Amnistía Internacional, 2018). Este grupo encara de manera cotidiana diversas formas de discriminación, comprometiendo sus derechos de asistencia, justicia y reparación integral ante la violencia sexual.

CAUSAS ENRAIZADAS EN LA SOCIEDAD

  • Actitudes insensibles hacia las víctimas, benefician a los hombres sexualmente agresivos a justificar y negar los efectos de sus conductas. Asimismo, obstaculizan la denuncia y la rehabilitación de la víctima.
  • Neomachismo y machismo tradicional fomentan la hostilidad hacia las mujeres, relacionada con la necesidad de sumisión de la víctima o la justificación de la violencia sexual. (Sierra, Delgado-Dominguez, 2007)
  • Alcohol: Especialmente entre universitarios, los datos reflejan que su consumo está asociado con al menos el 50% de los abusos sexuales cometidos en esta franja de edad. No obstante, es un facilitador, que interactúa con la agresividad y la personalidad del agresor, la aceptación de mitos sobre violación o la resistencia de la víctima.
  • Pornografía y adolescencia: La edad media de inicio actual de jóvenes que consumen pornografía, es 11 años. El 40% de los jóvenes de 10 a 17 años, lo consumen regularmente (Inés Gallastegui, Diario LaVerdad). Según el sexólogo Marc Ruiz, “los chavales aprenden que el sexo es un acto en el que el hombre domina y la mujer se somete”. Mucha de la pornografía que consumen actualmente los jóvenes, no persigue el placer erótico; sino la humillación de la mujer.
  • Prostitución y adolescencia: El testimonio de una superviviente de la prostitución (Amelia Tiganus), evidencia las actitudes sexuales (cada vez más retorcidas y sedientas de violencia) de los jóvenes: “Los hombres adultos pedían unas prácticas sexuales más convencionales, que física y psicológicamente no dejan tanta huella. Huíamos de los chicos jóvenes, eran muy violentos, solo disfrutaban humillando y haciendo daño a las mujeres”

¿CÓMO TRANSFORMAR LA SOCIEDAD?

  • Reestructuración integral de los protocolos de actuación y legislación actuales, con el fin de mejorar la prevención y el tratamiento en supervivientes de violación.
  • Concienciar y sensibilizar al personal médico, a los cuerpos de seguridad y a jueces; para frenar la victimización secundaria y sus devastadores efectos en las víctimas. Es imprescindible, reeducar a la sociedad y erradicar los sesgos atributivos a las mujeres violadas (Lottes, 1991)
  • Desarrollar programas de prevención en institutos de secundaria y en universidades.
  • Impartir asignaturas obligatorias de educación afectivo-sexual (que promuevan la autoestima, la  empatía, el autoconocimiento, el placer, el consentimiento, la asertividad y la comunicación).
  • Promover clases gratuitas para las mujeres de autodefensa.

 

A TODAS LAS VÍCTIMAS DE AGRESIÓN SEXUAL, POR FAVOR, NUNCA OS RINDÁIS. SOIS UN EJEMPLO DE SUPERACIÓN ¡EL MUNDO BRILLA UN POCO MÁS GRACIAS A QUE SEGUÍS EN ÉL! 

 

“NO ES NO. SI NO DICES QUE SÍ, TAMBIÉN ES NO. Y SI LLEVABAS FALDA, TAMBIÉN ES NO. SI INTENTAS SEGUIR CON TU VIDA PESE AL MIEDO, TAMBIÉN ES NO. Y SI ALGUIEN INTENTA HACERTE A TI CULPABLE, LA RESPUESTA ES NO” . 

Influencer ” La vecina rubia”

 

TELÉFONOS DE INFORMACIÓN ESPECIALIZADA A LA MUJER:

http://www.hotpeachpages.net/europe/spain/GuiaRecursos2009/ServiciosViolenciaGenero.pdf

APLICACIÓN AlertCops: Permite enviar alertas a las fuerzas de seguridad sin necesidad de llamar, puedes alertar de una agresión sexual, de otro tipo de violencia de género, de acoso escolar, robos o agresiones.

INFORMACIÓN LEGAL Y APOYO PARA SUPERVIVIENTES
https://www.mehanviolado.com/index.html%3Fp=135.html

https://pandys.org/recommendedreading.html