Autoestima implica quererse, de tal manera que te sientas merecedor del amor más grande del mundo. La autoestima es ese amor propio que nace desde lo más recóndito del corazón. Claro, algo difícil para algunos, pero, la autoestima se puede aprender, miremos…

En un pasaje lleno de salidas, te encuentras en un callejón, te tropiezas con una piedra y te caes. Te quedas ahí, no quieres ponerte de pie.

Repasemos, en un pasaje lleno de salidas, te encuentras en un callejón, te tropiezas con una piedra y te caes. Te levantas, te sacudes y buscas la salida.

¿Qué diferencia hay en ambos casos? Por supuesto, una buena autoestima, en el segundo. Porque en el camino nos encontramos con una serie de obstáculos, pequeñas pruebas que valen la pena superar. Digo pequeñas porque el amor por sí mismo, te demostrará que eres más grande que cualquier cosa.

Te has detenido a pensar cuánta gente te quiere. Ahora, alguien te piensa y te desea prosperidades. Para algunas personas eres su ejemplo a seguir y, otros, desearían estar en tu lugar.

Lo que te quiero dar a entender es que sí en tu vida hay gente que te quiere, ¿por qué no lo puedes hacer tú? Sé indulgente contigo mismo. De hecho, la vida es una fortuna, así que para qué pasarla mal en este paseo tan sabroso.

Y bueno, en líneas anteriores mencionaba que la autoestima se puede aprender. De la mano del psicoterapeuta canadiense, Nathaniel Branden, te daré unos tips que puedes poner en práctica ahora mismo.

Cómo mejorar tu autoestima:

Aprender a aceptarse: párese frente a un espejo y obsérvese, intente decirse: “Sean cuales fueren mis defectos o imperfecciones, me aceptó a mí mismo y por completo”. Tenga en cuenta que aceptar es un hecho, deje a un lado la negación y el rechazo.

Liberación de la culpa: piense en algo que haya hecho de lo cual se arrepienta. ¿La culpa que sientes es tuya o es porque otro te desaprobó? Admitir los errores es importante para mejorar la autoestima, sin duda alguna, la opinión que más pesa ¡es la tuya! Tómese unos minutos para reflexionar al respecto.

Vivir de un modo autentico: no significa practicar una sinceridad compulsiva, menciona Branden. Se trata de aceptar que no siempre vamos a gustar a los otros y vivir de acuerdo a tu realidad. ¿Te atreves?

Recuerda que la autoestima es la tarea más importante. Además, practicarla es sentirse capaz para la vida, abrazarla es aceptar tu lugar en el mundo¡Elógiate cada día!