Pasamos mucho tiempo al día pendiente de las, llamadas, los mensajes, internet…, queremos estar en contacto con todos en todo instante, aprovechando las facilidades de tener un teléfono móvil a mano. Pero en ocasiones, el subconsciente nos traiciona, mostrándonos que tan solo se trata de hablar por hablar, dándonos cuenta al final, cual es le número que realmente marcamos con el corazón.

 

 

Original