No, me temo que no me refiero a tu grupo de música preferido o con qué grupo social te identificas, en este caso, pregunto por tu Grupo Sanguíneo. Si aún no lo conoces, te aconsejo que vayas al médico, seguro que en tu historial aparece y si por un casual no estuviera reflejado, solícita un análisis para que te lo digan. Nunca se sabe cuándo tu sangre puede salvar la vida de otra persona o cuando podrías necesitar tú.

Y es que, sí, ¡las transfusiones de sangre salvan vidas!

En España, se realizan al día 6.200 transfusiones, 375 de ellas mejoran la vida de muchos pacientes y aproximadamente 80 de ellas, no sólo mejoran vidas sino que la salvan.

Una donación de sangre altruista de un donante sano ayuda a desconocidos en situaciones críticas, (transfusiones urgentes por accidentes, operaciones quirúrgicas,…),

a sobrevivir.

Para todos esos héroes, existe un día especial, el Día Mundial del Donante, (el 14 de junio), celebración a la que te animo formes parte, siempre y cuando tu médico no indique lo contrario.

¿Pero qué es la sangre? ¿Por qué es tan importante?

La sangre es un fluido vital que lleva nutrientes y oxígeno a todos los órganos de nuestro cuerpo y está formada por:

  • Glóbulos rojos: que transportan el oxígeno.
  • Glóbulos blancos: que defienden el organismo de bacterias, parásitos, virus y alérgenos.
  • Plaquetas: imprescindibles en la función de coagulación de la sangre.

Hay distintos grupos sanguíneos: Grupo 0, Grupo A, Grupo B y Grupo AB, que varían según las moléculas de proteínas y azúcar que existen en la superficie de los glóbulos rojos y, además de la letra o número, hay otro componente que es el Factor Rh.

El factor Rh, abreviatura del Factor Rhesus no es otra cosa que una proteína que puede existir o no, en la membrana de los glóbulos. Si aparece, se dice que se tiene un Rh + (positivo) y si no, un Rh – (negativo).

La combinación de letras o número  y el factor Rh es el que identifica nuestro grupo sanguíneo pudiendo ser:

Es decir que existen ocho tipos de grupos sanguíneos.

¿Por qué se realizan las transfusiones?

Las transfusiones se realizan cuando un paciente tiene alguna carencia de algunos de los elementos que contiene la sangre, cuando existe anemia o cuando se va a realizar una intervención quirúrgica, trasplante, etc. Pero,

¿Vale cualquier sangre para cualquier persona?

La respuesta es un NO rotundo, y la clasificación de grupos sanguíneos expuesta un poco más arriba, seguro que ya os había dado alguna pista al respecto.

Entre los grupos mencionados se distinguen un donante y un receptor universal, que os mostramos a continuación:

  • Donante universal: 0-
  • Receptor universal: AB+

Normalmente, cuando se realizan transfusiones de sangre se intenta que el donante y el receptor pertenezcan al mismo grupo, pero hay grupos sanguíneos que son compatibles entre sí, teniendo en cuenta, también, que los grupos Rh– (negativos) pueden donar a las personas de su mismo grupo sanguíneo, tanto si son positivos como negativos, mientras que los Rh+ (positivos) sólo son compatibles con los positivos.

Cuadro de compatibilidades entre donante y receptores de acuerdo a sus grupos sanguíneos:

Grupo Sanguíneo Puede donar a Puede recibir de
0+ A+, B+, AB+, 0+ 0+, 0-
0- TODOS 0-
A+ A+, AB+ A+, A-, 0+, 0-
A- A-, AB- A-, AB-, 0-
B+ B+, AB+ B+, B-, 0 +, 0-
B- B+, B-, AB+, AB- B-, 0-
AB+ AB+ TODOS
AB- AB+, AB- A-, B-, AB-, 0-

 

¿Hay algún grupo sanguíneo más común qué otro?

De los grupos sanguíneos antes mencionados hay uno más común y otro más extraño, en este orden diremos que el 41,06 % de la población mundial posee el grupo 0+ y sólo el 0,6% de la población, aproximadamente 1 entre 67 personas, tienen el grupo AB-.

¿Qué pasa si algún grupo sanguíneo se queda sin stock?

Para evitar esa potencial situación, teniendo en cuenta que la población aumenta, desde 1982 se está intentando crear una sangre universal, que consiste en convertir cualquier tipo de sangre en el grupo 0. En 2015, el científico de la universidad de Columbia, Stephen Withers, dio un paso importante al respecto pues descubrió una enzima en el propio intestino del ser humano, que consiguió aislar y clonar, para que descompusiera los antígenos de la sangre y convertir así cualquier grupo en el grupo 0. A día de hoy están aún con ensayos clínicos pero el fin de estos estudios es el de poder donar de forma segura, independientemente de cual sea el grupo sanguíneo del receptor, sangre, tejidos u órganos.

Por lo que, hasta que la ciencia consiga el milagro, os animamos a que, donéis sangre, siempre y cuando cumpláis con los siguientes requisitos y  vuestro médico no os indique lo contrario.

Puedes donar sangre si:

  • Tienes entre 18 y 65 años.
  • Pesas más de 50 Kg.
  • No has consumido nunca drogas ilegales inyectables.
  • No has mantenido relaciones sexuales de riesgo con desconocidos o con múltiples parejas en los últimos 12 meses.
  • Estas sano y no posees ninguna enfermedad transmitida por la sangre tales como por ejemplo, hepatitis, SIDA, malaria,…, por mencionar algunas.
  • Han pasado entre 6 y 12 meses desde que te hicieran algún tatuaje, para descartar cualquier tipo de contagio.

Insisto, si cumples con esos requisitos y tu médico no indica lo contrario puedes donar sangre, con un intervalo mínimo de 2 meses entre donaciones y con un máximo de 4 donaciones al año si eres hombre y un máximo de 3 anuales con un intervalo de al menos tres meses entre ellas, si eres mujer.

¡Dona sangre, dona vida!