Los trabajadores de una empresa alemana consiguen reunir más de 3000 horas libres en menos de dos semanas para cederlas a uno de sus compañeros el cual necesita cuidar de su hijo enfermo de cáncer.

Al pequeño Julius le diagnosticaron leucemia cuando sólo tenía tres años, y poco después moría su madre. Graf, el padre, tuvo que usar las vacaciones y todas las horas libres que tenía disponibles para poder estar con su hijo durante el tratamiento y recuperación. El problema es que ese tiempo no fue suficiente y debido a que tenía que faltar más tiempo al trabajo, corría el riesgo de ser despedido.

julius

Frente a esta situación, la empresa ofreció a sus compañeros la posibilidad de ofrecerle a Graf horas libres y así Graf ausentarse del trabajo recibiendo su salario. Así que, en menos de dos semanas sus compañeros habían conseguido reunir 3264,5 hora libres, lo que permite a Graf estar al lado de su hijo durante el resto de su tratamiento y recuperación.

Todos los compañeros, incluso los que no lo conocían, colaboraron en esta iniciativa; así que se les podría otorgar el premio a los “compañeros del año”.

“Sin esta tremenda ayuda ya me habría quedado sin trabajo”, ha asegurado Graf a los medios. “Al principio me quedé sin palabras, no podía decir nada. Lloré frente a mis amigos y me sentí completamente abrumado”

padre

El lugar de trabajo es el sitio donde más horas pasamos al día. Un tercio (como mínimo) del día transcurre en este lugar, con lo que es necesario tener un buen ambiente de trabajo. También necesitamos tener una buena relación con nuestros compañeros y compañeras, y por qué no, pasarlo bien. Y por supuesto, sentirnos motivados por lo que hacemos.

Una persona que pasa tanto tiempo en el lugar de trabajo y no se siente motivado o tiene un mal ambiente con los compañeros no va a poder ser plenamente feliz. Son demasiadas horas en una situación desagradable como para que no le afecte anímicamente, y por lo tanto afecte también a su vida personal.

Para sentirnos felices necesitamos pasar el mayor tiempo posible motivados y alegres (entre otras cosas), es por ello que la gran cantidad de horas que pasamos en el trabajo deberían ser vividas de esta manera. Teniendo compañeros así de solidarios, no debe ser muy difícil para el señor Graf conseguirlo.

 

Noticia