En esta sociedad, donde la juventud es símbolo de belleza, donde lo que está de moda es la “no arruga” y la talla 36, donde parece que hay que cambiar de móvil cada año y tener lo último de lo que sea. En esta sociedad,  donde parece que no hay cabida para lo usado, lo viejo y mucho menos los viejos, un artista español, Joseba Muruzábalha convertido a los mayores de 70 años en protagonistas de gran parte de su obra pictórica urbana del último año. Obra accesible a todo el mundo, sobre todo si paseas por ciertos pueblos de Galicia.

En una región donde el matriarcado es característico, donde las abuelas nunca se jubilan del campo y parecen infatigables, Joseba hace su particular homenaje representándolas en grandes formatos y otorgando a estas heroínas de nuestra sociedad, unos atributos sobrehumanos.

Os dejamos una muestra de su obra. Abuelas septuagenarias e incluso octogenarias con superpoderes mentales,  superfuerza y siempre con el super poder característico de todas las abuelas, una sonrisa y una mirada cariñosa.

 

Pero nuestros mayores, no sólo participan pasivamente del arte siendo simples espectadores o protagonistas de obras artísticas, y si no, que se lo pregunten a  LATA 65, una ONG portuguesa liderada por la artista Laura Seixo Rodrigues, quién, haciendo un juego de palabras, (lata no solo se refiere al bote de graffiti, sino que es además, un término coloquial portugués que viene a significar “no tener vergüenza”,  que junto con la edad actual de jubilación, 65), creó LATA 65. Un lugar donde nuestros mayores aprenden desde cómo usar el bote de graffiti, a definir su nombre artístico o “tag” y a preparar sus dibujos, hasta salir a las calles a decorar los muros de Lisboa, Coimbra y otras ciudades portuguesas. Y es que hacer partícipes a nuestros mayores de todo lo nuevo que hay hoy en día puede dar, en general a la sociedad, más de una sorpresa agradable, además de ser un actividad inclusiva para nuestros mayores, que nos permita disfrutar “de”  y  “con”  ellos.

¿Estáis pensando en ir a buscar a vuestros mayores para compartir tiempo con ellos? Si es así y elegís la opción de “grafitear”, por favor recordad que no todos los muros se pueden pintar y ¡no olvidéis los guantes y la mascarilla!