Sin duda uno de los vídeos más emotivos que he encontrado, que resume una historia de amor y superación de un padre por su hijo discapacitado.

Comentar que un Ironman consiste aproximadamente en 4 km nadando, 180 km en bicicleta y 42 km corriendo, comenzando al amanecer, y terminando entrada la noche.

Después de hacerlo solo año tras año, Dick (padre) decidió compartir la experiencia con su hijo Rick, y estuvo entrenando junto a él durante muchos años hasta que un día se vio preparado y se inscribieron en el Ironman de Australia. Lo que se ve en este video es absolutamente emocionante. Deporte, superación y amor a los tuyos por encima de todo lo demás.

Mucha atención a la entrada final en meta, imposible contener las lágrimas.

 

 

Original