“Todos somos iguales”. Una frase que repetimos mucho, pero, ¿De verdad lo pensamos?. El ser humano siempre sorprende con sus actos. Muchas veces juzgamos sin razón, inventamos nuestras propias reglas para valorar y tratar a los demás.

Este vídeo muestra tristemente cómo, según qué aspecto tiene la persona, decidir ayudarla o no. Cómo somos tan simples e inhumanos en muchas ocasiones. Debemos cambiar nuestra actitud primero para que el mundo mejore.

 

 

Original