Según datos de UNICEF, uno de cada cuatro niños entre 2 y 14 años serán maltratados en algún momento de su vida. Esta escalofriante cifra nos obliga a no quedarnos indiferentes ante cualquier sospecha de maltrato. Actualmente, nuestra sociedad está más concienciada sobre los diferentes tipos de violencia pero, aún así, hay mucho trabajo por hacer. Si conocéis algún caso de abuso o maltrato ¡No os calléis! ¡Denunciadlo!

La música y las canciones nos invitan a reflexionar sobre las realidades de nuestra sociedad. En el año 1988, la cantante estadounidense Suzanne Vega publicó la canción Luka, que estaba incluida en su álbum Solitude standing. Luka es una canción pop bien interpretada que se convirtió en el mayor éxito de esta cantante. Además, fue una de las primeras canciones en tratar el tema del maltrato infantil y la indiferencia de la sociedad ante estas situaciones. Esta cantautora americana recorrió el mundo cantando la historia de Luka. A pesar de ser un tema que mucha gente reconoce, la mayoría desconoce su mensaje.

Casi treinta años después, Luka continúa siendo uno de los emblemas de la denuncia del maltrato infantil y la violencia doméstica.

Hay que reconocer la valentía de esta cantante, ya que publicar un tema sobre maltrato infantil en los ochenta no debió ser nada fácil. Suzanne Vega escribió esta canción inspirándose en uno de sus vecinos. Es una historia dura que está escrita desde la perspectiva de un niño maltratado por su familia. En una entrevista, la cantante explicó que Luka “habla de un asunto que estaba en los informativos. Hacía falta que lo hiciera, porque algunas cosas tenían que cambiar, por ejemplo las leyes o la gente. Se tendía a pensar que era un problema íntimo de un hogar, no un problema social”.

Vega grabó una versión de la canción en español. A continuación tenéis su letra y vídeo.

Luka

My name is Luka. I live on the second floor. I live upstairs from you. Yes I think you’ve seen me before.

If you hear something late at night. Some kind of trouble. some kind of fight. Just don’t ask me what it was.

I think it’s because I’m clumsy. I try not to talk too loud. Maybe it’s because I’m crazy. I try not to act too proud.

They only hit until you cry, and after that you don’t ask why. You just don’t argue anymore.

Yes I think I’m okay. I walked into the door again. Well, if you ask that’s what I’ll say. And it’s not your business anyway. I guess I’d like to be alone with nothing broken, nothing thrown.

Just don’t ask me how I am.

Luka

Me llamo Luka. El niño del piso dos. Con mis padres vivo yo. Tal vez conoces ya mi voz.

Si oyes ruidos en la noche. Alguien gritando algún reproche. No preguntes lo que fue.

Creo que soy un poco torpe y no hablo muy alto. Creo que estoy medio loco.  A nadie le falto al respeto.

Te castigan hasta que lloras y, después, casi sin demora, ya no quieres protestar.

Nada le pasó a mi ojo. Jugando ayer me lastimé. Eso es lo que les diré. No es asunto de la ley. Me gustaría pasar un rato si nadie herido sin nada roto.

No preguntes cómo estoy.