Todos tenemos que hacer frente a un ritmo de vida muy rápido y con multitud de exigencias. La principal consecuencia es un aumento del estrés y la ansiedad. Es necesario buscar aquellos recursos que realmente nos permitan relajarnos y desconectar. Tenemos a nuestro alcance una forma accesible y gratuita de recargar las pilas: la naturaleza. Hoy en día existe una gran cantidad de investigaciones que avalan los efectos beneficiosos de los espacios verdes en nuestro bienestar.

En 2008 la Organización de las Naciones Unidas anunció que, por primera vez, en el mundo más gente vivía en las ciudades que en las zonas rurales. Cada vez estamos más desconectados del entorno natural. Necesitamos volver a la naturaleza para apreciarla, respetarla y aprender a vivir con ella. Su incorporación en nuestras vidas aporta múltiples beneficios entre los que destacan los siguientes:

  • Aumenta nuestra vitalidad.
  • Promueve la actividad física.
  • Favorece la creatividad.
  • Reduce el estrés.

En Europa existe una nueva tendencia denominada rewilding. Consiste en buscar tiempo de calidad para disfrutar del contacto con la naturaleza. Lo importante es que volvamos a conectar con nuestro entorno natural.

¿Notas sensación de bienestar cuando estás al aire libre? Está ampliamente demostrado que la naturaleza contribuye a nuestra calidad de vida. En Japón se practica el Shinrin-Yoku (baños de bosque). Es un método de relajación que consiste en dar paseos por zonas verdes empleando todos nuestros sentidos.

No hace falta irse muy lejos para disfrutar de los beneficios de la naturaleza. Un simple paseo por un parque también puede ser beneficioso. El fisiólogo y antropólogo Yoshifumi Miyazaki, uno de los principales expertos mundiales en baños de bosque, recomienda varias acciones con los que podemos llevar a cabo esta actividad: no hablar, hacer respiraciones, observar lo que hay alrededor y centrar la atención en las pequeñas cosas.

Si los árboles nos aportan tanto, ¿por qué no hacemos algo por ellos? Ecosia.org es un buscador que dona el 80% de sus ingresos a proyectos de replantación de árboles en todo el mundo. Como explican en su web, financían la siembra de un nuevo árbol aproximadamente cada 16 segundos. El plan es llegar a los mil millones en 2020. Para poder colaborar en este proyecto basta con entrar en Ecosia.org y aceptar para que el buscador quede configurado automáticamente como predeterminado.