Cada vez se ve menos en la televisión o en catálogos de juguetes, pero sigue habiendo en nuestra sociedad una división entre juguetes para niños y juguetes para niñas, esta división o forma de catalogar los juguetes para uno u otro sexo viene dada por los diferentes roles que se dan a hombres y mujeres: las niñas tienen productos rosas y muñecos o cocinas para jugar a las mamas y los niños tienen productos azules o rojos y maletines de herramientas o motos y coches para jugar a ser mecánicos o a las carreras.

Aunque en los catálogos se vea a niños jugando con muñecas y a niñas con coches, en las jugueterías y grandes almacenes se puede seguir viendo una gran zona rosa con muñecos, accesorios para muñecos, juguetes cuya temática es la belleza (juegos de peluquería y maquillaje),… dedicada a las niñas y otra zona donde solo se encuentran: coches, camiones, juguetes cuya temática es la construcción, playmobil,… dedicada a las niñas.

Y esto que sucede con los juguetes también pasa con los tipos de deportes a los que se les apunta, la forma de tratárles o lo que esperamos de ellos, es más normal ver a una niña apuntada a ballet que a un niño, del mismo modo es más normal ver a un niño apuntado a fútbol que a una niña, lo más llamativo de este último ejemplo es que en las ligas de fútbol infantiles no hay división masculina ni femenina en los campeonatos (en las ligas profesionales si se da), las niñas juegan en equipos de fútbol masculinos para así poder competir.

Desde que los niños y las niñas son pequeños tenemos que ir trabajando con ellos para que no existan las diferencias de roles por género,  invitándoles a jugar con aquello que quieran y no dejándoles jugar sólo con aquello que creemos que deben jugar.

En los últimos años, los catálogos de juguetes se han ido esforzando en ir dando muestras de igualdad poniendo a niñas en sus catálogos a jugar con herramientas y a niños con nenucos, es una forma de decirles que pueden ser lo que quieran que al igual que no hay juguetes de niño y de niña, tampoco existen profesiones sólo para chicos o sólo para chicas. A pesar de todo esto, en prácticamente todos los catálogos sigue apareciendo la sección tradicionalmente femenina (nenucos, barbies, carritos, cocinas,…) de color rosa y los productos tienden a ser de este color.

Ahora que se acercan las Navidades (los supermercados hace semanas pusieron los polvorones en sus pasillos, las calles empiezan a estar adornadas) debemos ir pensando que comprar a los más pequeños de la casa y si es un niño y te pide una barbie, tal vez tu primer instinto sea no comprarla porque es para niñas, pero en realidad lo que más importa es que sea feliz y si es feliz jugando con una barbie no debes quitarle eso, porque no existen juguetes de niño ni de niña, los juguetes son para disfrutar, divertirse y pasar un buen rato.