Ryan Ancard es un hombre de 43 años que ha estado viviendo en la calle desde hace más de 30.

Nunca recibió clases de piano, lo que no le impidió componer esta preciosa melodía que toca al aire libre en el centro de Edmonton.

 

 

Original