Basado en una parábola ancestral conocida como la “alegoría de las cucharas largas”, este corto nos enseña una hermosa historia en la cual se demuestra que la colaboración es la solución para erradicar el hambre en el mundo.

En el mundo, más de mil millones de personas pasan hambre habiendo alimentos suficientes para abastecer a todos los seres humanos.

Solo si nos ayudamos los unos a los otros a conseguir una alimentación digna podremos construir la base de una humanidad mucho mejor.

 

 

Original