La musicoterapia aporta beneficios a nivel cognitivo, socio emocional y físico. Se trata de una terapia llevada a cabo por un psicoterapeuta profesional con fines terapéuticos.

 

Según la Federación Mundial de Musicoterapia (2011): “La musicoterapia es el uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en entornos médicos, educacionales y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades que buscan optimizar su calidad de vida y mejorar su salud y bienestar físico, social, comunicativo, emocional, intelectual y espiritual”.

Usan la música y los elementos musicales como el ritmo, el sonido o la armonía para cubrir necesidades tanto físicas como sociocognitivas de los participantes de las sesiones. Intentan rehabilitar a todas aquellas personas que lo necesiten.

La música nos ayuda a mejorar nuestra salud mental y física, por tanto, ¿por qué no hacer musicoterapia? Esta nos ayudará a incrementar nuestra salud y a sentirnos mejor. ¿Piensa que existe algo mejor que incrementar nuestra salud?

“La música está considerada entre los elementos que causan más placer en la vida. Libera dopamina en el cerebro” (ElPaís, 2015)

Las personas convivimos con la música de forma constante. Esta nos hace compartir sentimientos y emociones, haciendo que podamos conectar tanto con nuestro yo interior como con nuestro entorno.

Por otra parte, también tiene una función preventiva debido a que incrementa la salud mental y/o física de las personas que llevan a cabo estas sesiones de musicoterapia y, por tanto, previene deterioros.

“El área de la salud se vale de la música con el fin de mejorar, mantener o intentar recuperar el funcionamiento cognitivo, físico, emocional y social, y ayudar a identificar el avance de distintas condiciones médicas. La musicoterapia (…) busca activar procesos fisiológicos y emocionales que permiten estimular funciones disminuidas o deterioradas y realizar tratamientos” (ElPaís, 2015)

¿Usted necesita mejorar, mantener o quiere intentar recuperar su estado mental y/o físico? Realicemos sesiones de musicoterapia para ayudar a nuestro cuerpo a continuar con el mismo estado mental y físico o intentar mejorar nuestro funcionamiento cognitivo y físico.

¿Por qué no probarlo? En caso de que no consigamos los resultados esperados, podemos dejarlo y habremos obtenido una nueva experiencia que podremos compartir con nuestros seres queridos.

“La música puede ser una herramienta poderosa en el tratamiento de trastornos cerebrales y lesiones adquiridas ayudando a los pacientes a recuperar habilidades lingüísticas y motrices, ya que activa casi todas las regiones del cerebro” (ElPaís, 2015)

Podemos observar que nos aporta grandes beneficios, entonces, ¿por qué no participar en estas sesiones de musicoterapia si lo necesitamos? ¿por qué no ayudarnos a sentirnos mejor?

“La música es capaz de cambiar la atmósfera de una sala de quimioterapia y hacer que las horas eternas se vuelvan más cortas. Que un enfermo de la unidad de psiquiatría vuelva a conectar con la vida. O que una persona con daño cerebral siga el ritmo de una canción” (ABC, 2018)

La música es una forma de transmitir alegría, rabia, nostalgia, entre otras emociones. Nos ayuda a mejorar nuestro bienestar.

Y, por otro lado, la terapia busca la manera en cómo usar la música para provocar cambios en las personas que la están escuchando.

La musicoterapia busca que la persona se comprenda mejor a sí misma y al entorno en el que reside.

Algunos objetivos que se marcan los musicoterapeutas son:

  1. Que la persona se conozca a sí misma.
  2. Que mejore sus relaciones interpersonales.
  3. Que conozca el contexto en el que reside.
  4. Que pueda expresar sus emociones.
  5. Que mejore la comunicación con su entorno social.
  6. Entre otras.

Si está dispuesto a probar esta terapia debe saber que ha de ser realizada por un profesional, el cuál ha de tener los conocimientos de los diferentes métodos, ámbitos de aplicación y habilidades musicales que serán fundamentales para poder llevar a cabo correctamente la sesión.

La musicoterapia puede aplicarse en todas las etapas del ciclo vital, desde la infancia hasta la vejez. Además de ser beneficiosa para personas con enfermedades degenerativas, con esquizofrenia, con necesidades especiales, entre otras situaciones.

“La musicoterapia es una disciplina que debería estar más presente en la vida de todos debido a sus múltiples beneficios” (Oneca, 2015).

 

¿Y usted no cree que necesita los beneficios que otorga esta terapia a nuestro cuerpo?

¿No quiere mantener su estado mental y/o físico?

¿Quiere mejorar su funcionamiento cognitivo?

Hemos visto los diferentes beneficios que otorga la musicoterapia, entonces, ¿por qué no probar una nueva experiencia mejorando nuestra salud?