Con el comienzo del nuevo milenio las Naciones Unidas se embarcó en la lucha de un ideal, de una meta a conseguir, los Objetivos del Desarrollo del Milenio, la fecha límite para alcanzarlos era el año 2015; los 191 países firmantes se comprometieron a hacer aquello que estuviera en sus manos para lograr la consecución de los objetivos.

Durante esos 15 años, se produjo una gran movilización a nivel mundial, a pesar del trabajo que se hizo y de toda la gente que se implicó, no se alcanzó plenamente el objetivo planteado. En el Informe del año 2015 se puede ver cuáles han sido los resultados alcanzados hasta el momento.

Una vez finalizado el plazo marcado las Naciones Unidas vuelven a plantearse un nuevo objetivo, el cual se va a ir trabajando a lo largo de otros 15 años, por medio de la Agenda del Desarrollo Sostenible quieren volver a crear un clima de movilización igual o mayor que el que se produjo durante los primeros años del milenio. Con esta nueva agenda quieren seguir trabajando para que las desigualdades dejen de existir, hasta el momento éstas se han ido reduciendo, pero aún queda mucho trabajo por hacer.

El 25 de septiembre del año 2015, 193 líderes mundiales firmaron la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible, en esta ocasión se han marcado 17 objetivos, si se logran conseguir estos objetivos, se lograra: reducir la pobreza extrema, luchar contra la desigualdad y la injusticia y reparar el cambio climático.

En la página de las Naciones Unidas nos invitan a no quedarnos sentados, incluso a aquellos que les cuesta más comprometerse y movilizarse 0 a los que no pueden por motivos de conciliación familiar o laboral, para todos estos casos han creado la Guía de Vagos para salvar el mundo, gracias a ella podemos ver como no es necesario hacer grandes gestos para cambiar el mundo, sino que desde casa con pequeñas cosas podemos ir mejorando el mundo en el que vivimos. Para ello nos invita a empezar haciendo pequeñas cosas como:

  • No utilizar la luz eléctrica cuando hay luz natural.
  • La regla de las tres 3: Recicla, Reutiliza y Reduce :
    • Reutiliza: utiliza el papel por las dos caras, dona la ropa que ya no uses,…
    • Recicla: separa correctamente la basura en los contenedores.
    • Reduce: antes de imprimir párate a pesar si realmente lo necesitas (no te olvides de que puedes imprimir a doble cara y dos páginas por hoja).
  • Si en lugar de tomarte un baño te duchas ahorras agua.
  • Dejar secarse la ropa y el pelo al aire sin necesidad de usar aparatos electrónicos.
  • No te quedes sentado leyendo los diferentes tweets y páginas, comparte y difunde el mensaje para que llegue a más personas. Para ello también necesitas estar mejor informado, por lo que también hay que ver y/o leer tanto las noticias locales, como nacionales e internacionales.
  • En lugar de moverte en coche utiliza la bicicleta, el trasporte público e incluso tus propias piernas (caminar es saludable).
  • Expresa tu opinión, si está sucediendo alguna injusticia a tu alrededor no te calles, denuncia para que así pueda terminarse.

Con esta guía las Naciones Unidas nos muestran como con pequeños pasos cambiamos el mundo, si poco a poco empezamos con estos gestos llamaremos a la movilización de aquellos que están a nuestro alrededor.

Si algo no cambia que no sea porque no lo has intentado, según la Teoría del Efecto Mariposa: “El aleteo de una pequeña mariposa puede provocar un huracán al otro lado del mundo”,  con algo  por pequeño que te parezca puedes provocar un cambio más grande, “una gota no hace el mar, pero sin esa gota el mar sería menos mar” (Santa Teresa de Calcuta).