Ser auténtico es el boleto hacia la emancipación, hacia esa libertad que los seres humanos precisan. “Significa tener el valor de ser lo que cada uno es, en forma íntegra y sincera. Ser auténtico es aceptar todas las limitaciones y cualidades que cada uno posee. Mencionaba en una de sus conferencias, Ricardo Perret, activista social.

Entonces…

Ser auténtico es necesario para desplegar en un mundo donde marcar la diferencia es la clave para el desarrollo personal. Es tener la certeza de vivir ilimitadamente, sin dañar a nadie. Es uno de los placeres que cada quien debería permitirse… ¡Lo mereces!

“Las reglas se hicieron para romperse”, es saludable. Se trata de ser fiel a lo que sientes, a tu felicidad. En el camino habrá obstáculos, pero, resguardar tus ideales es un acto de valentía.

La persona que no sigue su instinto, buscará la aceptación por fuera, intentando parecerse a lo que cree aceptable. Esto, resta confianza y autoestima, es dejar de vivir.

Bien decía el genio Einstein: “La persona que sigue a la multitud, normalmente, no irá más allá de la multitud. La persona que camina sola, probablemente, se encontrará en lugares donde nadie ha estado antes”.

Ser auténtico te hace ejemplar

En un contexto, muchas veces superficial, ser auténtico te hace ejemplar. Es lindo cuando te aceptas, tal cual, esta es una razón fuerte para animarte a que seas tú, sin “aparentar”. ¿Te faltan razones? Aquí te doy algunas para que te alientes:

  • Ser auténtico te hace humano y te permite acoplar de una forma realmente sincera con el otro.
  • Intentar ser algo o alguien que no se es, desgasta. Ser auténtico te proporciona bienestar emocional.
  • Las personas auténticas no compiten, ellos mismos se abren puertas.
  • Tu vida es limitada, no la derroches viviendo la de/por los otros.

No faltarás al respeto a la sociedad trazando tu identidad. Aunque muchos no te acepten, tú sigue siendo tú, finalmente, serás un modelo a seguir. Respetar al otro no implica ser esclavo de sus clarividencias.

¿Cómo ser auténtico?

Ten en cuenta que ser auténtico es equiparable con la autoconfianza y el crecimiento personal. Dependiendo de tu punto de vista, puedes tomar o adaptar algunas de estas recomendaciones:

  • Toma una hoja de papel y describe tus cualidades, seguro que tienes muchas. Coloca todo lo que se te ocurra.
  • Comienza a amarte y comprométete con el hecho de ser honesto(a) contigo mismo(a).
  • Sé espontaneo, deja de creer que tus opiniones son menos importantes. ¡Tienes voz!
  • No tengas miedo de cómo te vean los demás. Eres especial, no necesitas cambiar sólo por “encajar”.

Siendo únicos en el mundo, merecemos mostrarnos sin aprensiones. Hoy, te invito a ser auténtico, ¡vale la pena vencer!